MSUcares Página Principa: Versión en Inglés | Versión en Español

El riesgo de los estudiantes aumenta a medida que se aproxima la estación de la gripe

Por Linda Breazeale

MISSISSIPPI STATE -- El impacto inicial del virus de la gripe H1N1 en las comunidades fue mínimo esta última primavera, mientras las escuelas se preparaban para terminar las clases en el verano, pero los oficiales de la salud advirtieron que no ocurrirá lo mismo este otoño e invierno.

Jane Clary, especialista en salud, del Servicio de Extensión de la Universidad Estatal de Mississippi, dijo que desde que se detectaron los brotes, el virus a crecido hasta convertirse en una pandemia oficial, un brote de la enfermedad que da la vuelta al mundo.

La influenza o gripe se transforma en un tema en las escuelas cada invierno, pero la creciente amenaza de una gripe pandémica demanda más esfuerzos para minimizar la expanción de los gérmenes. Clary dijo que las escuelas necesitan asegurarse de que tienen una buena cantidad de toallas de papel y jabón. Si no hay jabón, las escuelas deberían proveer geles de manos a base de alcohol. Se debería proveer pañuelos descartables o tissues en cada clase, y los estudiantes necesitan ser instruídos a que se tapen las narices y bocas cuando estornudan.

“Esta raza de influenza pandémica puede ser mucho más contagiosa que la gripe de estación. La mayoría de la gente no tiene ninguna inmunidad a esta raza del virus,” dijo Clary. “Un brote mayor puede causar disrupciones sociales y económicas, incluyendo el cierre de las escuelas y de los jardines para el cuidado de niños.”

Clary dijo que los esfuerzos para desarrollar una vacuna para el virus H1N1están en camino, conjuntamente con la vacuna de la gripe de estación, que estará disponible este otoño. La vacuna H1N1 se espera que esté disponible especialmente para las poblaciones en alto riesgo, las cuales pueden incluir las personas con sistema inmunológico comprometido, los jóvenes y las personas que trabajan con grupos arriesgados.

Art Sharpe, director de planeamiento y respuestas en casos de emergencias, del Departamento de Salud de Mississippi, dijo que la preparación y la educación son los mensajes principales del departamento.

“Lo más importante que podemos hacer es educar los oficiales de las escuelas sobre el virus y cómo protegerse a sí mismos, a sus estudiantes y a sus familias,” dijo Sharpe. “La gente necesita saber cómo el virus se desparrama y cómo deberían trabajar para reducir la dispersión de cualquier enfermedad comunicable.”

Sharpe dijo que las organizaciones fueron muy cuidadosas cuando se desarrollaron los primeros informes de H1N1 en México la primavera pasada.

“Las organizaciones de la salud se han estado preparando durante años para algo similar al virus H1N1 pensando que se originaría en Asia, por lo tanto estuvimos algo sorprendidos cuando el virus ocurrió prácticamente en el jardín de atrás de casa,” dijo Sharpe. “Existían muchas preguntas sin respuestas, y todavía existen, sobre cuan mortífero y cuan comunicativa será la misma. Con suerte llegó a los Estados Unidos casi al finalizar el año escolar. Las prácticas de distancia entre la gente y una buena higiene probablemente ayudó a reducir el impacto.”

Sharpe dijo que los oficiales de la salud se están aproximando a la próxima estación con cuidado.

“El virus es serio, pero no es tan matador como esperábamos que fuera,” dijo Sharpe. “Recomendaremos las vacunas de la gripe de estación cuando las mismas estén disponibles, y la gente debería consultar a su médico por recomendaciones de la vacuna contra el H1N1.”

Durante una pandemia, Sharpe dijo que las escuelas podrían cerrar, pero ese sería nuestro último recurso. Antes de tomar ese paso, los distritos escolares probablemente interrumpirán los eventos deportivos y otras reuniones sociales grandes. “Cualquiera que esté enfermo debería ser recomendado a que se quede en casa. Desafortunadamente, una persona puede ser contagiosa antes de que aparezca cualquier síntoma,” dijo Sharpe. “La gente con síntomas como los de la gripe deberían llamar a la oficina de sus médicos primero, ya que dichas oficinas pueden tener vías especiales para ver los casos potenciales de gripe.” Las escuelas necesitarán planes para estar en contacto con el personal de enseñanza y los estudiantes que están en casa a causa de la gripe, cuando ocurra un brote de la misma.

-30-

Publicado 07/09/09