MSUcares Página Principa: Versión en Inglés | Versión en Español

Use los cheques y las tarjetas de débitos con cuidado

Por Bonnie Coblentz

MISSISSIPPI STATE – Los cheques y las tarjetas de débito son formas prácticas de pagar las cuentas, sin la necesidad de llevar dinero encima, pero los consumidores aún así deben ser inteligentes al usar los mismos.

Un cheque era un documento que autorizaba en forma directa a una persona a que extraiga una cierta cantidad de dinero de la cuenta del consumidor. El proceso llevaba un día o más y requería de una firma y de la transferencia de ciertos papeles corrientes. Las tarjetas de débito simplificaron ese proceso, y el procesado digital de la información del cheque lo simplificó para el bién de los negocios.

Bobbie Shaffett, especialista en el manejo de los recursos de la familia, del Servicio de Extensión de la Universidad Estatal de Mississippi, dijo que las tarjetas de débitos trabajan como los cheques, solo que son más rápidas con solo deslizarlas en el momento de la transacción. La palabra “débito” significa substracción, y las tarjetas de débitos simplemente substraen la cantidad de los fondos disponibles del consumidor.

“Las tarjetas de débito son formas de gastar el dinero a partir de su cuenta de cheques, sin la necesidad de llevar dinero consigo o cheques,” dijo Shaffett. “Las tarjetas de débitos son preparadas por los bancos locales y generalmente avaladas por Visa o MasterCard, por lo tanto pueden ser aceptadas en cualquier lugar donde estas tarjetas de créditos tengan entrada.”

Las tarjetas de débitos comúnmente requieren que los usuarios ingresen un número de PIN o identificación personal, o se emite un recibo, el cual debe ser firmado por el consumidor. Dependiendo en el arreglo del consumidor con el banco, las tarjetas de débitos pueden permitir a la persona a que gaste más dinero de lo que hay en la cuenta, pero el costo extra se transforma en un préstamo y se suman los intereses a la misma.

“Las cuentas de débitos pueden ser usadas para realizar los depósitos directos de los reembolsos de los impuestos y de los pagos de los servicios de Seguridad Social en forma más rápida y más segura,” dijo Shaffett. “Dichas cuentas son una forma conveniente para evitar acarrear grandes sumas de dinero y son generalmente aceptadas en otras localidades donde los cheques no son aceptados. El usuario de la tarjeta no tiene que pagar recargos luego ya que los fondos son transferidos inmediatamente a partir de la cuenta de la persona.”

Cuando realice una reserva para un hotel o para alquilar un automóvil, algunas compañías congelarán el pago anticipado en la cuenta del consumidor hasta tanto se clarifique la transacción. Ya que las tarjetas de débitos no son tarjetas de créditos, este bloqueo congela el dinero en la cuenta del consumidor en vez de limitar lo que se puede gastar en una tarjeta de crédito.

Shaffett dijo que el Acta de la Transferencia de Fondos Electrónicos protege el uso fraudulento de las tarjetas de débitos y si se detecta un fraude, limita el capital de la persona. Los individuos deberían proteger sus números PIN, destruir sus tarjetas viejas, y deberían anotar los números de cuentas y el contacto del banco, en caso de que la tarjeta sea robada o se le pierda.

Es importante llevar las cuentas cuando se hace uso de la tarjeta de débito.

“Manténgase informado sobre el balance actual de su cuenta y ajuste su cuenta mensualmente,”dijo Shaffett. “Guarde los recibos hasta que tenga las pruebas de las transacciones del banco a fin de mes, y mantenga un cierta cantidad de dinero en su cuenta de tal forma que no gaste de más y caiga en los recargos.”

Los que usan las tarjetas de débitos se dan cuenta que los fondos son transferidos inmediatamente de sus cuentas corrientes, pero muchos de los usuarios de cheques se dieron cuenta de que sus cheques fueron hechos efectivos el mismo día que fueron escritos, en vez de algunos días después.

Susan Cosgrove, agente especialista en el manejo de los recursos de la familia, de Extensión, en el condado de Newton, dijo que el congreso pasó el Acta sobre clarificación de cheques para el siglo 21 en el 2004. Esta acta, conocida comúnmente como Check 21, hizo que el procesado de cheques sea más fácil para los bancos y negocios.

“Esta acta fue designada para modernizar la forma en que los cheques son procesados, a través de la electronización de los mismos,” dijo Cosgrove. “Luego las instituciones financieras hacen correr el cheque y le ponen una fecha en el sistema.”

Este proceso elimina alrededor de $2 millones en transporte y costos de procesado de parte de los bancos, evitando así los cheques. Para los consumidores, eso significa que ya no pueden recibir sus cheques originales que fueron cancelados pero reciben mensajes electrónicos como substitutos de los cheques.

“Un tema más importante para los consumidores es la rapidez del procesado de los cheques digitales, lo que elimina el ‘tiempo de espera’ que muchos cuentan,” dijo Cosgrove. “Mucha gente podría tomar aventaja del tiempo que lleva para que un cheque se clarifique en el banco y podría escribir un cheque con los fondos insuficientes para cubrir el mismo, y podría depositar estos fondos antes de que el cheque sea rebotado.”

Las reglas del Check 21 hacen posible que los vendedores de cadenas transfieran el cheque de papel de la persona en un cheque electrónico, en forma inmediata, mientras el consumidor espera en el sitio de la operación. Se requiere una segunda firma, y se le devuelve el cheque original al consumidor una vez que el cheque digital ha entrado en el sistema.

-30-

Publicado 02/26/09