Mississippi State University

Oficina de Comunicaciones Agrícolas

Noticias Página Principal

Familia, Juventud & Consumidores

Todas las comunidades sufren por la violencia doméstica

por Linda Breazeale

MISSISSIPPI STATE -- Se sabe que la violencia doméstica no tiene límites sociales, raciales, educacionales o económicos, y cada uno en la comunidad paga el precio por ello.

Los días perdidos en el trabajo o en la escuela, junto con el aumento de casos relacionados con la salud y la justicia, son solo parte de los costos que las comunidades deben afrontar a causa de la violencia doméstica.

Patsilu Reeves, especialista en educación de la vida familiar del Servicio de Extensión de la Universidad Estatal de Mississippi, dijo que las familias no saludables repiten los ciclos peligrosos en las relaciones actuales y en las futuras. Sin un tratamiento agresivo y programas de advertencia, la violencia doméstica aumentará en las sociedades en los próximos años.

“Un problema es la tendencia de pasar el abuso doméstico a la próxima generación. Los varones que son testigos de la violencia doméstica son tres veces más propensos a abusar de sus propias esposas. Los hijos de las familias de padres más violentos, son 1.000 veces más propensos a abusar de sus esposas,” dijo Reeves. “Las niñas de dichas familias tienen más tendencia a terminar en una relación adulta abusiva.”

El otro ciclo que los consejeros ven es el del comportamiento por sí mismo.
Reeves dijo que el ciclo abusivo puede ser descripto como teniendo una etapa romántica primero, luego una fase tensa, y luego una explosión seguida por remordimiento. Luego el ciclo comienza nuevamente con la fase romántica. Ella describió la experiencia como similar a una bomba de tiempo que eventualmente explota y daña la familia.

“Las mujeres piensan que las explociones ocurren debido a algo que hicieron o no hicieron, y eso es lo que al abusador quiere que ellas crean,” dijo Reeves. “La verdad es que las explociones ocurren porque esa persona es un abusador.”

Gail McDaniel, coordinador del programa violencia doméstica del Safe Haven Shelter en Columbus, dijo mientras el ciclo continúa, la luna de miel o fase romántica dura cada vez menos y puede desaparecer, si la víctima se queda con el abusador.

Después de experimentar estos ciclos una y otra vez, la víctima puede desarrollar una autoestima más baja. El abusador la convencerá que nadie la querrá, que ella no es buena, y que él es lo mejor que ella puede encontrar.

“Generalmente él no abusará físicamente hasta que la mujer se haya comprometido en la relación, ya sea viviendo con él, comprometiéndose o casándose con él,” dijo McDaniel. “Las mujeres pueden de cualquier manera reconocer los signos de una abusador a través de estas tres carácterísticas: celos, control y egocentricidad.”

McDaniel dijo que las víctimas creerán que ellas son la razón del abuso físico de él debido a que él mismo no se mostró violento en el pasado. El abuso no hace que la víctima se aleje; hace que la misma quede bajo control.

Muchas víctimas no pueden trabajar fuera de la casa, posiblemente a causa del abusador, y eso limita sus abilidades para dejar la relación. La prescencia de niños en la situación puede aumentar la dependencia del abusador por parte de la mujer.

“Muchas mujeres todavía dicen que aman al hombre que las lastiman. La totalidad del mundo de la víctima ha estado centrado en complacer a él, pero cuando se les pregunta cuáles son las virtudes de él, ella puede tener problemas en nombrar una inclusive,” dijo McDaniel.

Las víctimas pueden apuntar dos factores adicionales, que contribuyen al abuso, el alcohol y las drogas. Mientras esos factores pueden intensificar el abuso, McDaniel dijo que esos factores no hacen que la persona sea un abusador.

“Otra idea errónea es que las víctimas necesitan un consejero matrimonial,” dijo McDaniel. “En realidad él necesita participar en un programa de violencia doméstica y ella necesita consejos como víctima.”

Para obtener ayuda con temas de violencia doméstica, contacte el servicio de consejos de la comunidad o llame al teléfono de violencia doméstica nacional (800) 799-SAFE.

-30-

Publicado: 11-10-2005

A black line that separates the body text from footer information


Mississippi State University logo
Visit: DAFVM || USDA
Search our Site || Need more information about this subject?
Last Modified: Thursday, 01-Jul-10 09:40:36
URL: http://msucares.com/espanol/news/print/fcenews/fce05/051110violence.html
Ethics Line || Legal
Recommendations on this web site do not endorse any commercial products or trade names.