Mississippi State University

Oficina de Comunicaciones Agrícolas

Noticias Página Principal

Familia, Juventud & Consumidores

La campaña tiene la intención de prevenir el abuso de niños

por Tricia Hopper

MISSISSIPPI STATE - Los moños azules que con orgullo se mostraron en Abril, alentaron a cada uno a poner de su parte para prevenir el abuso de niños.

La campaña de los Moños Azules comenzó en 1989 con Bonnie Finney. Después de darse cuenta que sus tres nietos de 4, 3 y año y medio de edad eran golpeados severamente y en forma repetida por un miembro de la familia, decidió atar un moño azul en la antena de su auto como símbolo de los golpes y machucones recibidos por los mismos. Desde entonces la campaña a desatado un sentido nacional sobre el abuso de niños, y al mismo tiempo ha educado a la gente sobre los tipos y signos de abuso y falta de atención.

Louise Davis, profesora asociada del desarrollo del niño y la familia, trabaja para el Servicio de Extensión de la Universidad Estatal de Mississippi, y dijo que existen diferentes tipos de abuso y falta de atención, incluyendo el fisico, sexual, emocional y verbal.

"El abuso de niños es un problema importante en Mississippi, y es un problema que ocurre en todos los niveles de ingresos. Puede pasar en cualquier familia," dijo Davis. "La comunidad debería jugar un rol apoyando a familias y niños para evitar el abuso."

Los datos del Departamento de Servicios Humanos de Mississippi muestran que en el 2003, se investigron más de 17.000 casos de niños abusados y desatendidos. También en el 2003, 16 niños de Mississippi murieron como resultado del abuso físico o mala atención. Definido como "cualquier maltrato o desatención de un niño que resulta en un daño no accidental y que no puede ser explicado en forma razonable," el abuso mata un promedio de tres niños cada día en los Estados Unidos.

El abuso físico, la forma más común, ocurre frecuentemente como resultado de una paliza extrema o iracional. Los daños resultan ser pelliscones, patadas, quemaduras o torturas sin necesidad alguna al niño.

El abuso sexual es más difícil de identificar ya que por lo general queda escondido. Se lo define como "el uso de un niño para placer sexual o gratificación" e incluye indecentes exposiciones, caricias y relación sexual.

El abuso emocional es un tipo de abuso que es muy poco entendido actualmente, e igualmente destructivo, y ocurre cuando los adultos se niegan a aceptar, ignoran, aterrorizan, o de alguna manera corrupten al niño.

La falta de atención es una variante del abuso por el cual no se le reconocen al niño las necesidades propias de su edad.

"Todo ser humano tiene un derecho básico a la comida, vestimenta y casa," dijo Davis. "La desatención ocurre cuando un padre tiene recursos pero desatiende al niño por un tiempo."

Davis dijo que la clave para evitar abuso y desatención del niño es permanecer atento y decidido. Hay muchas formas de detectar abuso, y la gente debe estar preparada en caso de que sea necesario notificar a las autoridades.

Las indicaciones de abuso van desde moretones y quemaduras inexplicables, como así también el estar temeroso de volver a casa. Muchas veces el niño tendrá comportamientos extremos ya sea muy agresivo o lo opuesto, muy pasivo.

"Las maestras y los encargados de las guarderías infantiles ven al niño todos los días y deberían estar alertos a cambios en comportamientos o notas, lo que indica que algo está pasando en la vida de dicho niño," dijo Davis. "Puede ser una agitación en la familia, pero ello puede ser una indicación de abuso."

Davis pide ser muy cuidadoso al determinar si una situación necesita ser demandada a las autoridades.

"Asegúrese que lo que usted estuvo viendo fueron repetidas ocurrencias en un período de tiempo," dijo Davis. "Tenga en claro todos los hechos porque un incidente aislado puede ser que implique que solo pasó algo con ese niño y ello no significa que fué un abuso."

La identificación de la malatención requiere una sensibilidad extra.

"Muchas veces el descuido ocurre cuando un padre no tiene los suficientes medios para sus hijos," dijo Davis. "Algunas veces los niños están descuidados porque los padres no se preocupan por ellos."

Davis aconseja a la gente a escribir una nota si sospechan que un niño es abusado o malatendido. Cada nota es mantenida en forma confidencial, lo cual alienta a que la gente llame a las autoridades. Use el buen sentido y juicio al determinar si hubo o no abuso, y asegúrese en dar detalles de todos los hechos.

"Es la obligación del ciudadano demandar un caso sospechoso de abuso," dijo Davis. "Si no hay dudas de que un niño está siendo abusado, llame al teléfono de abusos inmediatamente."

La línea de Llamadas Gratuitas de Abusos del Niño es 1-800-482-5964. Si existe una sospecha razonable de que un niño es abusado o malatendido, cualquiera puede demandar al Departamento de Servicios Humanos o al programa local de servicios protectores del niño. Las maestras, doctores, trabajadores sociales y demás relacionados con las profesiones de niños, están obligados a demandar a las autoridades si es que existen indicadores de abuso.

-30-

Publicado: 04-22-2004

A black line that separates the body text from footer information